jueves, 21 de septiembre de 2017

Experimental film, de Gemma Files

Experimental film
Gemma Files (Trad. de Elisa Rivera)
La biblioteca de Carfax
Rústica | 354 páginas | 20,50€



Que la burbuja de Hollywood nos tiene absorbido el cerebro cinéfilo esta claro con echar un simple vistazo a la cartelera ¿Cuántas películas de producción no americanas veis a lo largo del año? En mi propia defensa, diré que cada vez veo más cine independiente, me intereso más por otros países, e investigo los certámenes de cada uno. Pero soy uno entre un millón. El cine es un elemento universal, inspirador, categórico, y puede tener mil formas tanto de mostrarse como de inspirarse. Algunas veces adaptan historias de la literatura, otras veces se basan en experiencias personales, algunas exploran viejas leyendas, y otras surgen de los demonios interiores de algún guionista. Pero siempre, siempre hay una inspiración, una obsesión que lleva al cineasta o guionista a plasmar esa historia con imágenes.

Como la obsesión de Lois Cairns. Una ex profesora y crítica de cine, madre de un niño dentro del espectro autista, que comienza su historia de horror y obsesión tras acudir al pase de proyección de una película experimental en el cine de Toronto. El trabajo del pretencioso cineasta Wrob Barney, muestra una pieza de película antigua filmada sobre el peligroso y explosivo nitrato de plata que le recuerda a un cuento de su pasado. Cairns indagará sobre ello hasta lo obsesivo para dar con el nombre de la señora Iris Dunlopp Whitcomb, una artista del siglo XX que desapareció en extrañas circunstancias. ¿Y si la señora Whitcomb fuera la primera cineasta canadiense? Lois trabajará sobre ello, pero lo que descubrirá tras esa misteriosa persona, será el principio de su perdición.

Imagen creada por Ortheza

Nervios de acero. Pelos de punta. Sentimientos de agobio. Esos tres podrían ser los adjetivos perfectos para la premiada novela de Gemma Files con el Shirley Jackson. La autora canadiense presenta una trama compleja llena de recovecos oscuros que se van destapando poco a poco. Jugando con un profuso conocimiento del cine canadiense, de mitos del este de Europa y ocultismo, además de un drama familiar; nos cuenta una historia angustiosa, sorprendente, inquietante y turbadora hasta el final. Gemma consigue crear una atmósfera de terror caminando por terrenos conocidos, pero a la vez alejándose de ellos con maestría y centrándose en el terror psicológico que viven sus personajes, en como los devoran sus propios fantasmas.

La magia de la novela radica en la voz de su protagonista. Nosotros mismos nos podemos sentir como Lois. Empatizamos con sus dramas, conocemos sus miedos y temores, sabemos lo mismo que ella, y nos acabamos obsesionando tanto o más para saber que le ha pasado a Iris Dunlopp Whitcomb. La voz de Lois Cairns es natural, realista, se recrea en el detalle y en lo que siente, tanto que es consciente incluso de cuando empieza a divagar en sus propios pensamientos o temores. Todo esto ayuda a que evolucionemos de la mano de ella, que sintamos como propia la historia, y que el vello de punta se nos erice con cada suceso. Más aún si alguno de los temas que vive Lois te toca de cerca, cosa que es bastante fácil, al menos en algunos de sus sentimientos y reflexiones.

Ilustración creada por msriotte

Gemma consigue enlazar lo cotidiano con lo sobrenatural encarnado en el mito de Poludnitsa, creando una atmósfera que se vuelve a cada paso más opresiva. Pero no es algo que pase de una página a otra. La autora se toma su tiempo, no deja nada al azar, mueve la cámara con maestría, y nos sumerge en toda la leyenda que rodea a la señora Whitcomb, en todos los secretos que nos oculta esta historia. Y todo ello desde la primera página. Establece además un uso muy hábil de los cliffhangers, nos deja detalles sobre el futuro a través de las palabras de Lois, nos da pie a suposiciones y mantiene el suspense en todo momento. Las vivencias personales, las leyendas urbanas, las historias rurales. Todo está conectado para guiarnos a través de los clichés del género y jugar con ellos a su antojo.

Ante todo, hay que aclarar que Experimental film no es una novela que podamos etiquetar solo como terror. Para nada. La variedad de estilos que mezcla es la clave de su éxito. Equilibra la balanza una mitología interesante como la wendo, una leyenda urbana, un thriller de investigación y una situación familiar complicada. Por supuesto es innegable que es una novela de terror, los elementos están sobre la mesa, pero no es lo más interesante del libro. Funcionan como buen gancho durante la primera mitad, construyen una historia atractiva, pero después se alarga sobremanera hacia el tramo final. La fuerza de Experimental film radica en sus personajes, en sus dramas personales, en cómo afrontan las consecuencias de los hechos y en como luchan al rojo vivo contra sus temores.

La voz narrativa
La atmosfera opresiva que va formando la novela
El ritmo de descubrimientos
Los dramas familiares de Lois

La trama principal se alarga demasiado al final


Está claro que las elecciones de catálogo de La biblioteca de Carfax son cuanto menos diferentes y atractivas. Experimental film supone toda una experiencia lectora, toda una espiral de terror y dramas que confluyen a través de una potente y atractiva voz narrativa. La novela te absorbe, te hace partícipe de ella a la vez que critica al cine de hoy en día, indaga en los miedos de su protagonista y destapa los secretos de una historia de leyenda. Habrá que estar atentos a los trabajos de Gemma Files en un futuro, por que la cosa promete.

¡Muchas gracias a La biblioteca de Carfax por el ejemplar!

Otras reseñas de interés:

lunes, 18 de septiembre de 2017

#LeoAutorasOct II

Por segundo año consecutivo volvemos a la carga con el #LeoAutorasOct. Por si no lo recordáis, la iniciativa surgió el año pasado por estas mismas fechas. Muchos aficionados decidimos dedicar un mes entero a leer obras tan solo escritas por autoras, de cualquier género o tipo. El único objetivo es compartirlas con el mundo, para darles la visibilidad que se merecen.

Al igual que el año pasado me voy hacer una lista este año. Dudo que la cumpla al completo, pero como siempre, se intentará. Y estoy seguro de que a alguién le servirán mis elecciones. Por que de esto trata el #LeoAutorasOct. Visibilidad, recomendar, descubrir, compartir. Y para ellos tenemos una página web con más información, y por supuesto las RRSS a través del hastag #LeoAutorasOct.

Y ahora vamos con el tomate, con mi lista de lectura. Este año he hecho algo un poco diferente, escogiendo una especie de categorías. Let´s go!

Una de fantasía...

La última primavera de Concepción Perea, la esperada segunda parte de La Corte de los Espejos que hemos podido ver publicada gracias a Runas. Tras lo ocurrido en el pantano de TiemblaSauces, la paz establecida por la Reina Durmiente esta en peligro de extinción. Volver a mezclarse entre Nicasia, Dujal, y el resto de la Hueste Invernal en una nueva aventura es una buena opción para este octubre.

Una de ciencia ficción...

Espada auxiliar de Ann Leckie, la segunda parte de la Trilogía del Radch editada por Nova. En la segunda entrega de La trilogía del Radcht, nuestra querida Breq es enviada a la estación Athoek, el único lugar al que aceptaría ir por ciertas causas que serían spoiler de la primera novela. Si bien la Justicia Auxiliar me gusto mucho, en esta tengo ciertas dudas por algunos comentarios que he leído, pero quiero leerlo de primera mano. Y además lo tengo firmado, que siempre le da un plus leer libros ya firmados.

Una de misterio....

Detrás de sus ojos de Sarah Pinborough, la nueva novela de misterio de la autora editada por Runas. Aquí voy totalmente a ciegas, por que nunca he leído a la autora pese a que La casa de la muerte esta en mi lista de lectura. Pero las buenas opiniones, que sea una novedad que sale el 5 de octubre y que además la ha traducido mi querida Pilar Ramírez Tello, creo que es una buena elección para este octubre.

Una de humor...

Connerland de Laura Fernández, publicada por Literatura Random House. Llevo arrastrando el libro de Laura desde que la conocí en este último Celsius 232, y creo que octubre será el momento perfecto. Promete un libro diferente, alocado, con toques de humor y una historia llena de referencias, de las que me gusta andar indagando. Ya veremos.

Un antiguo pendiente...

Entre extraños de Jo Walton, editada en la colección fantastica de RBA desaparecida. Siempre me ha llamado la atención este libro. Tanto las críticas que he leído como por los comentarios que surgen cuando nombras la novela, debatiéndose entre no les ha gustado nada o les ha encantado. Es de esas controversias que crean ganas de leer una novela. Ganadora del Hugo y Nebula en 2012 lleva casi un año rondando por mis estanterías desde que la compré de absoluto saldo en Gigamesh durante la Eurocon. Este es uno de los que cae seguro.

Una infantil/juvenil...

El jinete del dragón de Cornelia Funke, editada por Ediciones Siruela. La curiosidad de probar a una gran escritora como Cornelia Funke, la ocasión de visitar un clásico de la infancia de muchos y bueno, dragones, si hay dragones yo estoy dentro. Además, la editorial lo ha reeditado hace muy poco tiempo para completar la trilogía, y será una ocasión perfecta para ponerse al día.

Un cómic...

Nimona de Noelle Stevenson, editada por Harper Collins. Aunque en España aún no se ha traído este cómic, si que existe una versión en español de Océano Gran Travesía. Pero lo voy a leer en inglés, dado que en la Eurocon del año pasado Carla me lo regalo, y será una buena ocasión para seguir cogiendo el habito (más ahora que he empezado a estudiar inglés). Ciencia, dragones, cambiaformas, esta aventura épica de Noelle Stevenson promete mucho.

Una antología...

Relatos Sombríos de Edith Nesbit, que publica  La biblioteca de Carfax el 26 de septiembre. Ya lo inclui en mi lista de deseos con la rentrée literaria, pero ahora aún más, lo escojo para este #LeoAutorasOct. Nesbit me tiene robado el corazón con sus historias infantiles, pero al igual que con otros autores, nunca he tenido la ocasión de leerlos en una vertiente más adultas. Y esta creo que será, la ocasión ideal.

Una novela corta...

Domori de Sofia Rhei, publicada por la editorial Cerbero. Como novela corta para esta selección, me voy a quedar con algo de género y de una autora española. Aparte de ser una de las portadas que más me atraen de la colección de bolsilibros de Cerbero, según he leído por algunas reseñas, Domori es una historia de venganza y autodescubrimiento en un mundo tan original como interesante.

Un relato...

Casas Rojas de Nieves Delgado, relato corto editado por Palabaristas en la antología de relatos Alucinadas. Para terminar las elecciones de este #LeoAutorasOct que mejor que escoger una pequeña lectura sobre mi autora adoptada, y más si es su cuento más conocido y premiado con el Ignotus en 2015. Espero pronto poder elaborar una entrevista y alguna otra entrada para Adopta una autora, y octubre sin ninguna duda, será el mejor momento para ello.

¿Cuáles son vuestras elecciones?

jueves, 14 de septiembre de 2017

Las brujas, la imaginación de Roald Dahl

Las brujas
Roald Dahl (Trad. de Mª Luisa Balseiro)
Santillana (Colección loqueleo)
Rústica | 296 páginas | 8,90€




Junto a grandes figuras como Lewis Carroll, Diana Wynne Jones, C.S. Lewis o Edith Nesbit, Roald Dahl es uno de los autores de literatura infantil más reconocidos a nivel internacional. Tanto es así que sus historias han sido traducidas a multitud de lenguas y gran parte de su obra ha sido adaptada a varios medios como cine, televisión y teatro. Británico de ascendencia noruega, sus historias siempre han estado rodeadas de fantasía, contadas desde el punto de vista de un niño, y con una gran cantidad de humor negro que pueden disfrutar tanto niños como adultos. En este caso, Las brujas es un claro ejemplo de estas tres características.

¿Y si las brujas de todo el mundo estuvieran escondidas bajo la apariencia de señoras corrientes?Perturbador, cuanto menos, salir a la calle. Las brujas de Inglaterra se han reunido para celebrar su convención anual en el Hotel Magnifico, el mismo que nuestro protagonista y su abuela han escogido para sus vacaciones. La Gran Bruja ha creado el Ratonizador de Acción Retardada que permitirá a las brujas de Inglaterra terminar con todos los niños de su país ¿Serán capaces la abuela y su nieto de vencerlas?

Ilustración de Quentin Blake

Sin dejar de lado la popular creencia del odio que tienen las brujas por lo niños, Roald Dahl nos regala una nueva y actualizada visión de las mismas, que puede ser ciertamente terrorífica, pensándolo con calma. Las brujas no son aquellas que llevan sombrero puntiagudo, una nariz prominente con su verruga verde, o que viste ropas oscuras. Son señoras corrientes, de clase social alta, con guantes y pelucas, que se esconden bajo esta mascara de la sociedad para ejecutar sus viles planes. La imaginación de Dahl para construir la historia de forma sencilla desde esa simple premisa, significa una forma genial de iniciar a los niños en la lectura del género fantástico, y más en concreto, las brujas.

Un tema clásico dentro del libro es el tema principal de la novela: la lucha del Bien contra el Mal. Dahl divide a sus personajes en buenos y malos, donde el protagonista ejerce de héroe clásico hasta terminar con el mal. Por eso la estructura del libro es simple pero efectiva, donde lo que va a ocurrir en cada capítulo nos queda anunciado desde el título del mismo, indicando al lector como la acción evoluciona hasta su mismo final. Roald Dahl se sale de lo tradicional al definir tanto el tiempo y el espacio de su obra, al igual que el mundo que rodea al lector. Por ello visitaremos Oslo en Noruega, o Bournemouth en Gran Bretaña, lugares de residencia del mismo autor. De esta forma el autor es todo un pionero al integrar la fantasía en ambientes reales y palpables.

Ilustración interior de Quentin Blake

"Da igual quién seas o que aspecto tengas mientras alguien te quiera." Con esta cita en los últimos compases del libro Roald Dahl resume el mensaje que nos quiere transmitir durante todo el libro. El autor quiere que el niño comprenda que ser diferente al resto de sus amigos o compañeros no tiene nada de malo, ni es digno de odios o insultos. Que el aspecto de cada uno no es lo que nos define, es solo una cualidad más que debemos apreciar. Todo un mensaje de tolerancia que debería grabarse a fuego en la sociedad. Pero el autor habla sobre mucho más: la ausencia de los padres, los vínculos familiares o la superación personal. Todos los temas se dan cabida de forma liviana, pero concisa y suficiente para dejar un poso en la mente del niño.

Dahl se salta los cánones tradicionales también al dejar el libro con un final abierto. Toda la intención puesta para que el niño pueda ser el propio protagonista de sus historias, algo que se refleja en que el propio personaje no tiene nombre, más allá de chico o boy en el idioma original. También da pie a investigar sobre las brujas de todo el mundo, sus mitos y sus leyendas. Cierran todo este cumulo de imaginación y fantasía las maravillosas ilustraciones de Quentin Blake, que suelen acompañar a todas las obras de Dahl, y que trasladan la escena directamente a la retina. Infantiloides y asimétricos suelen ser este tipo de ilustraciones, como si un mismo niño los hubiera hecho. Un acompañamiento perfecto para esta imprescindible historia infantil.
Las imaginación de Roald Dahl
Como crea tanto con tan poco
Sus mensajes, sencillos pero efectivos
Las ilustraciones de Quentin Blake

Ojalá tuviéramos más aventuras

Aunque me de vergüenza reconocerlo, es mi primer libro de Roald Dahl. Conocía su figura, conozco algunas de sus historias por sus adaptaciones, pero nunca me he parado a leerlo. Craso error. Dahl me ha demostrado que aún tengo mucho por descubrir en la literatura infantil, con verdaderas joyas como esta. Una historia sencilla, con un mensaje claro y directo, pero llena de imaginación y magia. Ahora me queda ver la película de 1991 “La maldición de las brujas” que adapta el libro, aunque ya me han dicho que es bastante fiel.

¡Muchas gracias a Boolino por el ejemplar!

Otras reseñas de interés:
Soñadores de Libros
Entre píxeles y páginas
Sentimiento lector

lunes, 11 de septiembre de 2017

Graphics #17

Cazafantasmas: El hombre del espejo
Burnham | Schoening | Jones | Delgado (Trad. de C. Timoneda)
Fandogamia editorial
Rústica | 104 páginas | 12€
3,5 / 5



Creo que queda muy poca gente en el mundo que no sabe quién son los Cazafantasmas. Tenemos las tres películas (una de ellas bastante reciente), una serie animada, videojuegos y una infinidad de merchandising. Y es que Cazafantasmas es una franquicia con una buena base de fans fieles, aunque por supuesto, mayor en EEUU que aquí. Y por fin nos ha llegado a España un producto más, la serie regular de cómics publicada en IDW que retoma las dos primeras películas, siguiendo las aventuras de Venkman, Stantz, Spengler y Zeddemore. El cómic de este primer arco “El hombre del espejo” nos sitúa en 1993 tras los sucesos de la película, resultando ser un nuevo intento de Gozer el Gozeriano para traer la destrucción a la Tierra. No es una historia nada original, pero supone un reencuentro tan nostálgico como entretenido con el universo de los Cazafantasmas; sus personajes principales, desarrollando a partir de las películas una historia bien cimentada que deja con ganas de más.


Este primer tomo me parece una perfecta toma de contacto para lo que está por venir en la serie regular, que lleva publicándose desde 2009 en EEUU. Partir de material ya reconocible no siempre es fácil, pero el guion de Burnham como buen conocedor y fanático del original, lo hace a las mil maravillas. La química entre los protagonistas está siempre presente, el toque cómico no falla, y los homenajes no faltan en las viñetas. El guionista ha sabido captar el espíritu correcto, la cultura pop ochentera y la magia de los guiones originales de Dan Aykroyd y Harold Ramis. El mayor acierto viene de la parte del arte, con ese estilo cartoon que tantas series llevan actualmente, y que encaja al 100% con el tono divertido del mundo Cazafantasmas


Schoening adapta bastante bien a los actores originales, tanto sus expresiones faciales como corporales, pareciendo toda una serie animada actual. Así como el colorista Luis Antonio Delgado, dentro de lo correcto, nos regala alguna salida espectral alucinante. Todo un acierto por parte de Fandogamia, perfecto complemento para el fanático de las películas y divertido para el que lo haya pasado simplemente bien con ellas. Ahora me quedo esperando ese tomo que cruza con las Tortugas Ninja (¡sale justo hoy!) ya que promete diversión a raudales: ¡Cowabunga! y seres espectrales.

El Ministerio del Tiempo: Tiempo al tiempo
El Torres | Desiree Bressend | Jaime Martinez | Sandra Molina
Aleta Ediciones
Cartoné | 112 páginas | 18€
4 / 5



La producción de los hermanos Olivares llego a la TVE en febrero de 2015 creando una pequeña base de fans muy fieles que ha ido creciendo exponencialmente. Y no es para menos. La serie ha conseguido colocar una ficción de género en la cadena nacional española, pero además nos ha recordado grandes figuras de la historia de España como Velázquez, Lope de Vega o Lorca, por ir empezando, así como grandes momentos históricos. Además de ser casi una pionera serie de género en España, también lo es al abordar un proyecto transmedia. Porque El Ministerio del tiempo ha tenido ya vídeos con realidad virtual, un podcast que seguía una rama de la historia, un diario web, un libro y hasta un juego de mesa. Y ahora nos llega un cómic con El Torres (Camisa de Fuerza) y Desiree Bressend al guion con una idea de Javier Basalo (Aleta ediciones), el dibujo de Jaime Martínez, y el color de Sandra Molina. 


El cómic supone un capítulo más, que sigue fielmente la herencia televisiva en forma de miniserie interesante y bien contada. La historia nos sitúa cuando el subsecretario Salvador Martí es agredido por dos desconocidos, dejándolo sangrando en el suelo mientras estos huyen por dos puertas. Los agentes no tardaran en ir a la búsqueda y captura. El guion juega muy bien con tres momentos temporales (en vez de los dos habituales de la serie) con el día que Salvador Martí acepto su cargo, la noche de San Daniel el 10 de abril de 1865, y la actualidad. Y eso es lo que más me ha gustado, que además de ser un buen capítulo y seguir el espíritu de sus personajes, aprovecha el formato todo lo que puede sin olvidar los guiños habituales y explorando algo más el concepto del tiempo.


Es un acierto el tipo de dibujo escogido, tirando hacia el lado realista. Ayuda también un fabuloso color, lleno de matices oscuros. Amelia, Julian, Alonso y el resto de protagonistas son clavados a sus homólogos de carne y hueso, y algunas escenas son simplemente brillantes, como la que nos muestra las puertas del Ministerio. Pero a veces peca de buscar demasiado el primer plano, y echar el dinamismo de todo el cómic por tierra. Creo que es la nota a mejorar para posteriores volúmenes en esta versión gráfica. Porque si, me han contestado por Twitter que ya se encuentran trabajando en un a segunda entrega.

Dororo
Osamu Tezuka (Trad. de Victor I. Kanaya y María S. Aguirre)
Debolsillo
Bolsillo | 848 páginas | 24,95€
3 / 5



Esta obra de Tezuka navega entre la aventura, el drama, el terror y una buena dosis de humor. Nos sitúa para ello en la Era Sengoku, un largo periodo de guerra civil japonesa previa a la unificación llevada a cabo por el shogun Tokugawa. Llevado por su ambición, Kagemitsu Daigo hace un pacto con los demonios a cambio de tener poder para conquistar el mundo. Este pacto consiste en que cada uno de los 48 demonios se llevarán una parte del cuerpo del hijo que su mujer está a punto de dar a luz. Contra todo pronóstico el bebé sobrevive, pero es abandonado por sus padres inmediatamente. Un médico alejado del mundo lo recoge, y gracias a sus conocimientos consigue fabricarle partes artificiales para su cuerpo mientras lo educa. En su madurez, y ya formado como guerrero, decide emprender un viaje de venganza para encontrar y derrotar a cada uno de los 48 demonios, y así recuperar cada parte de su cuerpo. Pero no estará solo, un joven ladronzuelo huérfano llamado Dororo se unirá en su viaje, formando un tándem inquebrantable.

Tezuka nos planta ante nuestras narices una buddy movie en toda regla, donde cada capítulo lleva a Hyakkimaru a enfrentar un monstruo tras otro. Tezuka llenará la violenta historia de escenas crueles que ejercen como denuncia contra la pobreza, la opresión del pueblo por las clases superiores, las injusticias sobre los débiles, el abuso infantil, la ingratitud de las personas o las desgracias de una guerra. Todo ello vendrá rebajado por una buena dosis de humor, que pone un poco de sosiego ante estos temas tan escabrosos. Porque Dororo es una historia adulta de venganza y de denuncia social, enmascarada en un viaje de aventuras de pueblo en pueblo.


Es interesante observar el estilo de dibujo y el diseño de sus personajes, con la clara influencia del maestro Walt Disney. Personajes de líneas redondeadas, con aspecto más infantil e inocente, luminosos y, sobre todo, muy expresivos. El contraste entre este diseño y lo que nos está contando es una de las bazas de Tezuka para rebajar el tono y a la vez poder tocar todos estos duros temas. Pero no solo en el diseño sorprende. Tezuka se dedica a experimentar con el lenguaje narrativo del manga durante todo el volumen: descuadra viñetas, las rompe, juega con diferentes tonos de negro o se dedica a dejarte boquiabierto con el detalle de algunos escenarios. Dororo es un buen acercamiento a la obra del “Dios del manga”, aunque se vuelve repetitivo si se lee del tirón. Una forma de conocer su estilo, de ver como trato de asentar unas bases a día de hoy reconocibles en el mundo del manga, o de leer una historia más que entretenida.

Dirk Gently: Agencia de investigaciones holísticas
A.E. David | C. Ryall (Trad. de Roberto Rodríguez Milán)
ECC ediciones
Rústica | 240 páginas | 21€
3,5 / 5



La teoría de la interconexión nos dice que toda una sucesión de hechos aleatorios está realmente conectada, aunque no sepamos como. O al menos, eso es lo que defiende el emblemático personaje ficticio creado por Douglas Adams en 1987 con tres novelas a sus espaldas. Con él propone historias alocadas, de ritmo vertiginoso, surrealismo a más no poder, y una alta dosis de aventura y humor. Había recibido una adaptación a televisión en 2010, pero actualmente tenemos una fantástica última versión de Max Landis en BBC America, que pronto emitirá su segunda temporada. Y ahora en España, gracias a ECC Ediciones, nos llegan las dos primeras historias completas que se han desarrollado en formato cómic del personaje: “Una cuchara demasiado corta” y “La interconexión de todas las coronas”. 


Sin pretender adaptar ni los libros ni la serie, aunque si que toman algunas señas en su diseño, los guionistas C.Ryall y A.E. David tratan de tomar el espíritu de Dirk Gently y darle una continuación a la segunda novela. En la primera historia, Dirk investiga a una familia que ha perdido toda forma de comunicación. Es una historia más sencilla, un tanto predecible y sin esa chispa humorística del personaje, pero que sirve para conocer su origen mientras abordamos un caso. Mientras tanto, “La interconexión de todas las coronas” nos presenta ya una historia con ese toque alocado característico. Dejando atrás Inglaterra para irse a San Diego, Dirk se verá implicado en un caso en el que el robo de un equipaje termina conectado a una pareja de asesinos en serie de vacaciones, una momia revivida y un teléfono móvil con energía propia. Tres historias que van tomando un hilo común, que aunque no llega a sorprender del todo, si que mejora la primera historia.


En cuanto al dibujo de I. Kyriazis, T.Akins, en ambas historias es agradable, bastante colorido, brillante y alegre, con alguna expresión bastante cartoon. Destacan las portadas originales de algunos números, simplemente alucinantes y que salen reproducidas en todo el compendio. Acompaña al volumen un prólogo del actor Samuel Barnett (Dirk Gently en la serie) y unas fotos de rodaje al final, que son bastante interesantes como contenido adiccional. Espero que ECC ediciones nos traiga otro volumen cuando la actual The Salmon of Doubt este completa.

¿Que estáis leyendo últimamente?

jueves, 7 de septiembre de 2017

Pórtico, el clásico de Frederik Pohl

Pórtico
Frederik Pohl (Trad. de Pilar Giralt y Mª Teresa Segur)
Nova
Tapa dura | 352 páginas | 19,50€




Cuando a un novato lector como yo se le presenta la ocasión de leer un clásico de la ciencia ficción contemporánea, nunca debe decir que no. Es cierto que la tiranía de las novedades siempre está presente en nuestras pilas, pero nunca esta demás conocer lo que se ha hecho antes. Y estas reediciones que Nova está llevando a cabo de sus clásicos, ofrecen una magnífica ocasión para ello, como ya me ocurrió con Hyperion. Cabe decir que Pórtico es de esas novelas que siempre te dicen que tienes que leer si o si como lector de género, que te va a sorprender. Y ahora les doy toda la razón a todos esos sabios. Publicada en 1976 por Frederik Pohl, la novela obtuvo de forma conjunta los premios Hugo, Nébula y Jhon W. Campbell memorial, lo tres más importantes dentro de la ciencia ficción.

Si te vas a adentrar en Pórtico sin saber nada, cabe decir que probablemente no es lo que te esperes. Fuera quedan la aventura o una novela únicamente de naves espaciales. Pohl construye una novela innovadora, con una estructura particular para su época, y una ciencia ficción que nunca llega a ser hard. El autor, aunque utiliza términos técnicos durante la novela, se dedica a explicarlos de forma sencilla, coherente y sin profundizar en conceptos científicos. Crea una sociedad mercantilizada al extremo, donde la exploración e investigación es asunto de la gente desesperada tanto de la Tierra como de otros mundos, que se juegan la vida por un buen montón de dinero. Aunque también lo pueden perder todo. Es por ello una novela sobre la humanidad, la posible superpoblación y el capitalismo.


Y entonces, ¿de que va Pórtico? os preguntareis. Un pionero espacial que se hace millonario tras un descubrimiento, Robinette Broadhead más conocido como Rob, habla con una IA llamada Sigfrid que ejerce como su psicólogo. Allí habla de la culpa, del dolor o los remordimientos que lo reconcomen por dentro desde su infancia pero que no deja salir, que se dedica a reprimir. A lo largo del libro se irán intercalando estas consultas con los flashbacks sobre los acontecimientos que condujeron a Rob a su estado actual. Gracias a estos flashbacks conoceremos Pórtico, un asteroide reconvertido en un puerto interestelar explotado por una Corporación multimillonaria formada por las grandes potencias. Allí habitaron los Heechee, unos extraterrestres de los que poco se sabe, pero que dejaron sus naves interestelares con viajes predefinidos. Exploraremos a través de él su funcionamiento, la tecnología, los viajes o descubrimiento. Pero sobre todo seguiremos de cerca la incógnita de donde estarán, y que serán los Heechee.

La novela va fluyendo como una particular obra de teatro. Los tempos son adecuados, y el diálogo que vemos en las consultas esta íntimamente relacionado con los flashbacks. Los monólogos de nuestro protagonista en cada etapa de su vida reflejan más de lo que parece. Están cargados de matices e inseguridades, de credibilidad y naturalidad. A las pocas páginas empezaremos a comprender que detrás de Pórtico hay mucho más por explorar. Pórtico es todo un estudio de la psicología humana ante las situaciones extremas, de la interacción entre el hombre y la máquina, de la valentía cuando se está desesperado, y una crítica a nuestra sociedad capitalista. Pero sobre todo es un libro sobre la culpa como sentimiento universal. Este sentimiento que pone una pesada carga en nuestros corazones, que tantas secuelas nos produce, y cuan desequilibrados nos puede volver.


Una de las cosas que más me ha sorprendido es la credibilidad de la historia. Quitando la mención a los casettes y poco más, el resto de la tecnología no desentona para nada. Y eso que es de 1976. Son tan peculiares como impagables las inserciones que ocurren dentro el texto de la novela. De repente nos encontraremos recuadros con informes de misión, preguntas en las conferencias, o los más bizarros anuncios por palabras que podáis leer. Puede que llegados a este punto penséis que la falta de aventura o acción pueda ser un contra, pero creo que para nada lo es. Las páginas de Pórtico pasan volando. La exploración espacial y la novela de aventura dejan su lugar, en gran parte, para regalarnos el perfil psicológico de Robinette Broadhead, que probablemente nos vaya cayendo a peor por cada página que leemos. Si tenéis la oportunidad, no dudéis en adentraros en este Pórtico para salir a explorar un gran clásico de la ciencia ficción.
La estructura de consulta-flashback
Las inserciones en el texto
El análisis de la culpa
Lo bien que se mantiene en el tiempo

Esperaba saber algo de los Heeche

Pórtico es una gran novela ¿Y sabéis que? Me ha dado ganas de leer y conocer muchos más clásicos. Y ya no estoy solo hablando de la ciencia ficción. Es una historia excelente y que se devora. Su estructura, sus diálogos, su premisa o sus ideas. Todo me ha resultado muy interesante, y no me extraña para nada todos sus premios. Espero que Nova siga con esta línea de renovar sus clásicos en este formato de tapa dura con nuevas y preciosas cubiertas, porque yo estaré encantado de redescubrir estos libros.


¡Muchas gracias a Nova por el ejemplar!